Dreams are renewable. No matter what our age or condition, there are still untapped possibilities within us and new beauty waiting to be born.

-Dale Turner-

martes, 4 de agosto de 2020

Sobre los 5 mundos

El primer mundo fue el mundo del sueño.

El segundo el de la sangre.

El tercero, largo, del tiempo,
     tan largo que dejaron de contarse los años.

El cuarto fue del conocimiento.

En el quinto mundo, el presente, nada tuvo sentido.
Se vivía por vivir y nunca hubo una idea en concreto.

Al final de este mundo tan efímero, 
en sus últimos segundos, 
todos despertamos.
Recordamos todo lo que habíamos olvidado. 

El sueño,
La sangre,
El tiempo,
El conocimiento.

Entonces entendimos que toda está era fue construida de verso en verso.

Antes de dormir para siempre.
Sonreímos ante la única verdad que pudimos tocar:

Que este mundo fue hecho de poesía.

domingo, 19 de julio de 2020

Onironauta

—Nos iremos sin irnos,
ninguno va a quedarse ni va a irse,
tal como siempre hemos vivido
a orillas de este sueño indescifrable,
donde uno está y no está y nadie sabe nada.

Eugenio Montejo.


        Y así comienza el siguiente cuento.

viernes, 31 de enero de 2020

Canto de Lavanderas

Entonces usó la magia de la palabra.

Para recitar los versos empezó con una voz clara.

En el segundo verso cambió la entonación.

En el tercero su motivo se empezó a hacer evidente, era cada verso una tramo distinto de río y como tal

cada uno necesitaba de una voz distinta

ya terminaba el cuarto verso y la última voz cuando la magia de la palabra empezó a ejercer su poder.

De su voz salieron todas las voces el unísono y sonaban como lavanderas unidas en rezo, resumiendo los trozos de río que se escurrían entre los dedos de las palabras entrelazadas.

Era al principio, imposible percibir todos los significados de los versos cuando se escuchaban en conjunto pero visibles pasaban si se separaban concentrándose en cada voz, en esa suma de aguas que se podían seguir a través de cada uno de los líquidos hilos musicales, había una belleza conmovedora. Escucharlos a la vez y percatarse que se formaba un tejido nuevo de significados, abrumaron al testigo.






El aprendiz, sin habla, empezó a entender cómo funcionaba la magia de río, cuanto sintió sobre su rostro, el primer contacto de agua fresca que caía para llenar el fondo de este valle desértico.

miércoles, 22 de marzo de 2017

Derrota

Yo que no he tenido nunca un oficio
que ante todo competidor me he sentido débil
que perdí los mejores títulos para la vida
que apenas llego a un sitio ya quiero irme (creyendo que mudarme
                                                                                                   es una solución)
que he sido negado anticipadamente y escarnecido por los más aptos
que me arrimo a las paredes para no caer del todo
que soy objeto de risa para mí mismo
que creí que mi padre era eterno
que he sido humillado por profesores de literatura
que un día pregunté en qué podía ayudar y la respuesta fue una risotada
que no podré nunca formar un hogar, ni ser brillante, ni triunfar en la vida
que he sido abandonado por muchas personas porque casi no hablo
que tengo vergüenza por actos que no he cometido
que poco me ha faltado para echar a correr por la calle
que he perdido un centro que nunca tuve
que me he vuelto el hazmerreír de mucha gente por vivir en el limbo
que no encontraré nunca quién me soporte
que fui preterido en aras de personas más miserables que yo
que seguiré toda la vida así y que el año entrante seré muchas veces
                                                                   más burlado en mi ridícula ambición
que estoy cansado de recibir consejos de otros más aletargados que yo
                                                         ("Ud. es muy quedado, avíspese despierte")
que nunca podré viajar a la India
que he recibido favores sin dar nada a cambio
que ando por la ciudad de un lado a otro como una pluma
que me dejo llevar por los otros
que no tengo personalidad ni quiero tenerla
que todo el día tapo mi rebelión
que no me he ido a las guerrillas
que no he hecho nada por mi pueblo
que no soy de las FALN y me desespero por todas esas cosas y por otras
                                                           cuya enumeración sería interminable
que no puedo salir de mi prisión
que he sido dado de baja en todas partes por inútil
que en realidad no he podido casarme ni ir a París ni tener un día sereno
que me niego a reconocer los hechos
que siempre babeo sobre mi historia
que soy imbécil y más que imbécil de nacimiento
que perdí el hilo del discurso que se ejecutaba en mí y no he podido encontrarlo
que no lloro cuando siento deseos de hacerlo
que llego tarde a todo
que he sido arruinado por tantas marchas y contramarchas
que ansío la inmovilidad perfecta y la prisa impecable
que no soy lo que soy ni lo que no soy
que a pesar de todo tengo un orgullo satánico aunque a ciertas horas
                                               haya sido humilde hasta igualarme a las piedras
que he vivido quince años en el mismo círculo
que me creí predestinado para algo fuera de lo común y nada he logrado
que nunca usaré corbata
que no encuentro mi cuerpo
que he percibido por relámpagos mi falsedad y no he podido derribarme,
                                               barrer todo y crear de mi indolencia, mi flotación,
                                               mi extravío una frescura nueva, y obstinadamente
                                               me suicido al alcance de la mano
me levantaré del suelo más ridículo todavía para seguir burlándome de los otros
                                               y de mí hasta el día del juicio final.



Rafael Cadenas

lunes, 25 de enero de 2016

Porque el mundo se puede mover con metáforas

sábado, 7 de noviembre de 2015

- ¿Cómo llegó a vivir tanto?

- No quería abandonarla.

martes, 6 de octubre de 2015

Un poema que nadie lee

¿Será igual al árbol que cae en el bosque?